domingo, 22 de febrero de 2015

“El VOLUNTARIADO"




El año pasado mi amigo Carlos, prestó sus servicios de voluntario en uno de los países más pobre y recónditos de África. No sabía que llevar a aquellos niños olvidados y relegados, que fuese útil y sorprendente para ellos. Le habían dicho que aquellas criaturas, no conocían el material que se usaba en los colegios de los países desarrollados. A sí, que compró una pizarra de color verde y unas cajas de tizas blancas y amarillas. Nada más llegar a la pequeña aldea, y ante el asombro de los chavales, colgó la pizarra en la pared de adobe del habitáculo que serbia de aula, con una de las tizas y escribí unas palabras con letras muy grandes para que todos pudiesen verlas. Pizarra nueva. ¡¡¡Que la disfrutéis!!! Palabras que ellos no podían comprender porque aún no sabían leer. 
Creado por Maruja. J. Galeote.

3 comentarios:

Isabel Martínez Barquero dijo...

Es de admirar la labor de los voluntarios, como tu amigo.
Un abrazo, Maruja.

Marcos dijo...

Admiro a todos lo voluntariados del tercer mundo.

Maria Rosa dijo...


Seguramente alguien se las leería y entenderían la bondad del regalo.

Me gustó.

mariarosa