domingo, 2 de junio de 2013

UNA DURA DECISIÓN


Quedé embarazada cuando sólo tenía quince años, mi irresponsabilidad de aquella noche de loco desenfreno  marcó mi vida para siempre.
Aún recuerdo con toda claridad, como si el tiempo no hubiese pasado, el momento en que me llegaron los dolores del parto, me dejaron allí, en el hospital,  tumbada  en una   cama en una fría y sombría habitación sin más compañía que las cuatro paredes que envolvían la cama de tubo blanca.
Guardo en mi memoria la tristeza que me embargaba, no podía pensar en lo que pasaría ese día, terrible día. Sólo lloraba sin consuelo. Mantenía las manos alrededor del vientre aferrándome a él, para que no se despegara de mis entrañas; le  pedía una y otra vez a mi bebe que aún no, que  por favor aún no se alejara de mí, pues mi decisión había sido entregarlo en adopción. Y para que mi dolor no fuera más duro, no quise saber antes de que naciera, el sexo. Lo quería sin conocer su sexo, sin conocer su rostro ni su voz... pero le pedí a la monja y a la enfermera que se encontraban en la sala  que  tan pronto el bebe naciera... se lo llevaran.  Cada uno de los veinte años que me separan de ese día  me he despertado pensando que solo fue un sueño; veinte años y no sé si existe en las vidas de otra familia, si es feliz, si conoce el por qué... Ha sido la decisión más dura y terrible que he tenido que tomar en toda mi vida.


7 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Triste , pero más triste esta puñetera sociedad que de una u otra manera te obligó a actuar asi, siempre me siento orgulloso de ser humano; pero otras veces siento vergüenza de mi mismo.
Besos.

Rafael dijo...

Dura decisión y recuerdos que hacen estremecer.
Un abrazo.

TriniReina dijo...

En verdad que eso ha de ser una herida abierta para siempre. Para siempre, por mucho que tras ello se viva.

Estremecedor

Besos

La Gata Coqueta dijo...



Llena tu mente de bellos pensamientos
y deja que ellos trabajen en tu corazón,
pintando un interior de alegría,
para que aflore en el espejo tus ojos
la más bonita de las sonrisas.

Te deseo tengas un hermoso
comienzo de semana.

Esta amiga que te quiere y aprecia!
María Del Carmen



antedsfestablished

AMBAR dijo...

Muy real y triste la situación que aqui nos expones, algo que ocurre demasiado frequente, y deja hulla dolorosa para toda la vida.
Un abrazo.
Ambar

PEPE LASALA dijo...

Muy duro y triste pero a la vez real, desgraciadamente pasa continuamente Maruja, y es algo que será prácticamente imposible de olvidar. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

ROSA MORA MARTIN dijo...

Ninguna mujer debería pasar por ese trance por falta de ayudas.