lunes, 28 de abril de 2008

Ausencia


Cuando ya no estés.
Evocaré tú ausencia en la orilla del mar,
al ocultarse el sol tras el horizonte.
¿Quién rozará mis labios ardorosos y anhelantes?
¿Quién si no estas tú, acariciará mi cuerpo desnudo?
Cuando ya no estés.
¿Quién secará mis ardientes lágrimas, tras el abandono?
¿Quién me preguntará, si siento el frió?
¿Quién consolará mi alma desolada?
Cuando ya no estés.

1 comentario:

Angela Magaña dijo...

¿Quien tiene una musa, a mano?
Tú, para lo que has escrito. Me gusta. Un abrazo. ANGELA