miércoles, 29 de abril de 2015

MONÓLOGO INTERIOR


Será posible…Cuando me cruce esta mañana con ella tenía cara de pocos amigos… no me miró, hizo un gesto con la cabeza y pasó de largo sin ni siquiera saludarme. Será que le han dicho, que he comentado en clase que se encuentra mal, que le están poniendo un tratamiento muy fuerte, pero no, no creo, que sea eso, ella no lo ha ocultado. Espero que no se haya molestado, no quiero ni pensarlo. 
¡Señor, señor, ella es mi mejor amiga, más que amiga,  como una hermana! ¿Qué le habrá pasado, que le habrán contado?, ahora la llamo por teléfono…espero que lo coja, y me aclare si ha habido algún mal entendido...



Creado por Maruja. J. Galeote.

"EL HOYO NEGRO"

Cierto atardecer en el cielo apareció una perforación ante mí. No es lo mismo que rumoreen a tus espaldas  a que lo veas en puro directo. Al ver la escena no me lo podía creer. Ella tan mística y recatada. En ese mismo momento se me desgarró el corazón en mil pedazos. La luz de la alborada ilumino la escena de dos seres opuestos atrayéndose: mi dulce mujer, y aquel chulo grosero del vecino de  la casa de enfrente, de largas patilla y torso de  gladiador, ese que posee un radio de persuasión tal que una tras otra, las mujeres del  pueblo han ido cayendo rendidas ante él como si fuera un hoyo negro y profundo del cual fuera imposible escapar. Al final yo tampoco pude resistirme y caí…

Tuve que asesinarle: ¡era tan atractivo el condenado! 
Creado por Maruja. J. Galeote.

martes, 14 de abril de 2015

"UNA NUEVA SOCIEDAD"




Cada día se hacía más insoportable para los habitantes de la isla, la vida en aquel lugar inhóspito en el cual se sentían atrapados por la enfermedad, y la muerte siempre presentes. En aquella sociedad de tiranos que no sabían o no querían poner fin a tanta desgracia y dolor de sus habitantes. Un anochecer cuando estaban todos reunidos junto a la hoguera, vieron como un artefacto luminoso se posaba  ante sus ojos. Caminaron sin fuerza cogidos unos a otros, no podían caminar y se arrastraban en un último esfuerzo. Unos seres extraños de rostros deformes los esperaban en su interior enfundados en unos trajes metálicos plateados, no hicieron ni una sola pregunta, aquellos seres marginados, solo ansiaban una cosa, un solo deseo, un solo fin, formar una nueva sociedad más justa que cuidara de ellos, y no volver jamás aquel horrible lugar donde habían nacido y fueron tan desgraciados.
Creado por Maruja. J. Galeote.

miércoles, 8 de abril de 2015

ESTAR SIN ESTAR


Le dejan los profesores que se quede allí, sentada en el mismo pupitre que ocupó durante tantos años, porque fue una excelente alumna, una de las más avanzadas que haya tenido el Centro de Educación Permanente, aunque es muy triste que ahora utilice pañuelos de papel… en los que escribe infinidad de palabras y frases sin sentido.
Creado por Maruja. J. Galeote.