martes, 22 de septiembre de 2015

LA MASCARA


Sentir la máscara como oprime tu piel, ocultando los temores que cada día nos asechan, para no reflejar el horror de lo vivido, tras la máscara logras esconder las miserias, las emociones. Llorar sin ser visto, cuando en realidad lo que anhelas es reír.

4 comentarios:

Rafael dijo...

¡Cuántas veces caminamos con la máscara puesta...!
Un abrazo.

Rafael Humberto Lizarazo dijo...

De vez en cuando es necesario usarla, no hay remedio.

Un abrazo.

Abuela Ciber dijo...

Pase a visitarte y desearte que esta semana disfrutes plenamente a los que amas

Cariños

Maruja dijo...

Gracias por tus buenos deseos, igual para ti Abuela Ciber.