sábado, 10 de enero de 2015

"PARADOJA"


Salté de la cama y me puse una camisa blanca y transparente, mi preferida, una minifalda de tablas de 
color negro que me llegaba dos centímetros por debajo del culo. Abrí el cajón de los calcetines y me 
coloqué unas medias blancas bordadas, y unos zapatos rojos con un tacón de 15 cm. Fui al baño para 
ponerme un poco de maquillaje, colorete, máscara de pestañas y carmín en los labios. Camino de la
puerta de la calle me detuve delante del espejo en mitad del pasillo, me observé de arriba abajo y me dije:  “Cuanto más guapa me pongo más fea me veo”


Creado por Maruja. J. Galeote.

6 comentarios:

©Laura Caro dijo...

Uno tiene que tener la autoestima en su sitio para verse bien; el resto sólo es externo.

Un abrazo gigante.

Rafael dijo...

Suele suceder.
Un abrazo.

Marcos dijo...

Demasiada autocritica. Se tu misma.

AMBAR dijo...

Travieso el espejo que siempre nos dice y enseña aquello que nos nos resulta muy alagueño, hay que ser asertivo y mantener la autoestima.
Ser una mismo es lo mejor.
Un abrazo.
Ambar

Kasioles dijo...

Muchas veces el espejo no nos muestra la imagen que nosotros quisiéramos ver, todo depende del día y de nuestro estado de ánimo ¡qué variables somos! Unas veces con la misma ropa nos vemos ideales de la muerte y otras...
Te dejo un fuerte abrazo con mis cariños.
kasioles

Kasioles dijo...

Venía para ver si habías publicado algo nuevo.
Ya que estoy aquí, te deseo que tengas un buen fin de semana, que todo te vaya fenomenal y que tus musas regresen pronto para que vuelva a leerte.
Cariños.
Kasioles