martes, 24 de diciembre de 2013

TE AÑORO, MADRE


En estos días donde el sol se esconde antes, la noche se alarga, la actividad decrece y la soledad aumenta, te añoro, madre. Al ver caer las hojas amarillentas de los árboles sobre el follaje, en este frío banco del parque, me embarga la nostalgia: ciento cómo la brisa, convertida en carcoma, se aferra a mi piel, me despeina el alma. Hoy he vuelto a vislumbrar tu faz que se enmaraña entre los entresijos de mi mente, como imagen reflejada en las aguas tranquilas del río. Hoy resuenan en mis oídos las palabras, las cosas que tenía que haber dicho y no te dije: La ternura que sentía al acariciar tu pelo plateado como una noche de luna, cómo mi corazón latía al besar tus manos trasparentes y arrugadas por el paso del tiempo, cómo me dolían los frunces profundos de tu rostro, por los  secretos que se ocultaban en cada uno de ellos: dolor, hambre, tristeza, miseria…momentos imborrables vividos cada día de tu vida.
Pienso que el tiempo todo lo cura, pero siempre deja una pequeña cicatriz imposible de eliminar. Siento en lo más profundo de mi alma, con infinita tristeza, el no haberte dicho lo mucho que te quería. ¡¡¡Madre!!!




8 comentarios:

Rafael dijo...

¡Ay de esas cicatricea que el tiempo no consigue hacer desaparecer...!
Un abrazo en la noche de esta Navidad.

AMBAR dijo...

HOLA Maruja
UNA MUY FELIZ NAVIDAD
DESDE EL CORAZÓN
CON EL CORAZÓN
Y PARA EL CORAZÓN
QUE EN TODOS CREZCA EL AMOR.
Hoy, esta es la noche
En que se dice
Que ese niño de Luz
Tuvo su llegada al mundo
No se le ve, más se siente
Esa semilla de Amor
Que dejó, en nuestro Ser
Ese Ser, Vivo y Consciente
Pero no en todo campo
Germinó esa semilla
Hay parcelas tan salvajes
En la que ni ave, o flor anida
El Amor, es madre y raíz
De bello y noble sentimiento
De un TODO en conjunto
Tan hermoso y completo
Que ni un hilo deja suelto
Un instante, un gesto, una palabra
Puede cambiar en tu mente,
Como te sientes
En el aquí y el ahora
Y tomar la decisión
De hacer algo diferente
Eso, me ha pasado a mí
Hace, tan solo un instante
Y pasaré el 31, Dios mediante
Para despedir el año
Pero esta noche especial
Me urge el recordar y avivar
Esa semilla de Luz y Amor
Que el cielo nos regala
Hoy con el corazón abierto
Yo, le salgo a su encuentro
Una muy feliz noche
Y FELICES SEAN,
Todos los días de vuestra vida
Ambar

ROSA MORA MARTIN dijo...

Muy tierno, sencilo y lleno de amor un beso

Neuriwoman. dijo...

Muy entrañables recuerdos. Y también paso a desearte una Feliz Navidad y todo lo mejor en este nuevo año que comienza para ti y tus seres queridos. Un abrazo

Alís dijo...

Esté donde esté tu madre seguro que sabe cuánto la quieres y seguro que es conocedora de este texto, hermoso, muy hermoso, y tan sentido.

Un abrazo fuerte, Maruja
y feliz año nuevo

La Gata Coqueta dijo...



Escribes de tal manera que los demás aman leerte,
piensas de tal manera que los demás aman seguir tus pasos…

En este momento te estoy leyendo y a través del texto transmites
el incalculable valor emocional que poseen tus letras,
que emanan del alma, como un ser excepcional que eres…

¡¡Feliz fin de semana y un abrazo de luz para ti!!

Atte.
María del Carmen



TriniReina dijo...

Siempre la herida latente en el recuerdo y en el alma.

Besos

Cecy dijo...

Duele, que sane, porque en realidad, mejor que mucho, es oportuno, y no solo necesitamos decir palabras de cariño con la voz, el cuerpo y los actos son mas recepcionado por el receptor.
Seguro le has dicho de manera oportuna mas te quieros de los que te imaginas.


Un ab razo :)