viernes, 1 de marzo de 2013

LAS VIVIENDAS DEL FUTURO



     Las viviendas de los próximos años podrán disponer de innumerables aparatos eléctricos, como robot multiusos que conseguirán hacer la vida más cómoda a las personas que habitaran en ellas. También, nos enfrentaremos a nuevas circunstancias como la posibilidad de vivir en el espacio en un platillo volante que girará alrededor de la tierra. Por medio del aprovechamiento de los avances tecnológicos, nuestras casas serán más ecológicas (se construirán en su mayoría con nuevos materiales aún por conocer y entre ellos  no faltará el vidrio y el acero. Muchas de ellas serán giratorias para poder aprovechar el color del sol. Estos avances provocaran la escasez de energía.  Podremos controlarlas desde cualquier lugar aunque nos encontremos a miles de kilómetros de ellas. Estos avances, posiblemente provocaran la escasez de energía en el mundo, lo cual acarrearán grandes problemas a los humanos. Muchas de estas innovaciones ya están disponibles en nuestros días. Se están estudiando para aplicarlas en un futuro no muy lejano.                                                                 

4 comentarios:

Mª Teresa Martín González dijo...

Miedo me da, no se si quiero vivier en una casa así, me gusta lo ecológico, pero lo excesivamente tecnológico no me apasiona demasiado. ¡¡una cabaña, una cabaña en el bosque!!! qué mejor que eso.

Un abrazo.

TriniReina dijo...

Pues para ponerlas ne marcha habrán de crear antes los recursos necesarios para ello.
Si no, mucho me temo que sólo queden en pie los privilegiados:(

Abrazos

Gloria dijo...

Pero habrá que contar con los bancos para la hipoteca? porque entonces el futuro no será mucho mejor que el presentejjajajja.
saludos desde Tenerife, ya vi en tu otro blog que has estado por aquí con la foto espectacular del Puerto de la Cruz espero que tu estancia haya sido agradable yo te invito de nuevo pero de una forma más virtual,en mi blog.
Besos de gofio.
http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

Campanilla dijo...

Uff, procuraré huir de ellas. Cada vez menos cosas nos mantienen unidos a la tierra que pisamos. Besazo Maruja¡.