jueves, 13 de diciembre de 2012

UN DÍA PARA RECORDAR





“LA PRIMAVERA"

Me gustaría ser pajarillo para poder volar sin parar y poder buscar por el mundo todas las cosas buenas y bellas que se encuentran escondidas en la naturaleza, en cada recóndito rincón de la Tierra; poder escudriñar la belleza de la luz, del aire, del mar y de la mente de las personas que saben  perdonar... y son capaces de amar.  

Ha llegado la primavera: esta mañana me ha despertado el olor a azahar, el canto de los pájaros y los dorados rayos de luz que entran por las rendijas de la ventana; no he necesitado que me llame el despertador. Sin dudarlo, de un impulso, me he levantado con gran ilusión porque ha llegado un nuevo día. Puedo vivir, deleitarme y recrearme ¡con tantas cosas bellas como me brinda la vida!; sentarme a la orilla del mar, de este mar de Motril y ver y sentir el suave ir y venir de las olas.

¡Es tan sencillo poner una planta en la tierra, regarla y esperar a ver qué pasa…! Un día aparece un pequeño brotecillo, más tarde, unas hojas, y más hojas, hasta llegar a formarse un gran árbol que nos cubre y nos cobija con sus espesas ramas.

Un retoño: llevo dentro de mí un nuevo ser que cambia toda mi vida. Noto cómo mi cintura se ensancha, cómo aumentan mis pequeños pechos y mis carnes se desgarran…Todo en mi cuerpo cambia y se transforma. Siento que duele, empuja, y a la vez, me alegra. Todo al mismo tiempo, y cuando mis pechos lo amamantan es algo maravilloso: es dolor, ternura y amor.

La vida se parte en dos. ¡Ay dolor!   Un dolor que no duele, un dolor que sólo es amor.
Autora: Maruja


9 comentarios:

Rafael dijo...

Bonito escrito sobre un tema tan lleno de luz y esperanza como es "la primavera".
Un abrazo.

Manuel Martín Gálvez dijo...

Enhorabuena Maruja por el torabajo y la lectura que realizaste en el Teatro Calderón

Motril Costa dijo...

Precioso escrito sobre la primavera.
Felicidades, no estuve pero me han dicho que estuvo muy bien, que pena no haber podido ir.
Ya te contaré...
Un abrazo amiga.

Isabel Martínez Barquero dijo...

Enhorabuena, Maruja. El relato merece esa lectura pública: lleva en sí todo el empuje de la vida, como se ve en la naturaleza en primavera.
Un abrazo.

PEPE LASALA dijo...

Tus amigos de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea te desean de corazón Feliz Navidad y próspero Año Nuevo. ¡¡¡ PAZ Y AMOR !!!

Mª Teresa Martín González dijo...

Un escrito verdaderamente hermoso y lleno de vida. Enhorabuena por leerlo en público. Un abrazo

Sin pelas y a lo loco dijo...

Gracias Maruja por traernos un poquito de primavera en este gris invierno. Un beso

TriniReina dijo...

Sí que parece que te fue un día inolvidable. Me alegro mucho de que participaras y lo disfrutaras.

Este texto nos deja un pedacito de primavera, cuando el otoño ya se despide. Tal como nos deja al aire el amor de toda madre y el dolor que ese amor, a veces, nos produce.

Un abrazo

serafin dijo...

AMIGA MARUJA, NO TENGO PALABRAS PARA EXPRESARTE LO HONDO QUE HAN CALADO EN MI TUS FRASES, ERES UNA PERSONA ENCANTADORA, POR ESA RAZÓN TODOS/AS LOS QUE TE CONOCEMOS ¡ TE QUEREMOS!