sábado, 20 de octubre de 2012

LOS EXTRATERRESTRES


Subí las escaleras de madera desgajadas, tanteando uno a uno los peldaños había muy poca visibilidad a esa hora de la tarde. Empujé un poco la puerta del desván y se abrió antes de que pudiese ni siquiera tocar el picaporte. Y un hedor  me topó en el rostro.
Me deslicé dentro y encendí la luz la bombilla estaba tan sucia que apenas iluminaba la habitación. Era pequeña y estaba llena de telarañas. Además de muchos trastos viejos, una pequeña cama y un armario. Lo abrí. Sin pensar que podía haber en su interior.
No había terminado de abrir la puerta cuando una luz cegadora de color violeta traspasó la puerta; la irradiación traía envueltos a dos seres monstruosos de color verdoso. Quedé paralizada. Sin poder mover ni un solo músculo, observando aterrada cómo salían del armario aquellos seres monstruosos, haciendo un ruido infernal como aullidos agonizantes.
Al ver sus caras, mis piernas se derrumbaron por el terror. Caí al suelo. Sus cabezas eran deformes, sus ojos voluptuosos y oscuros, de tez amarillenta y brazos alargados, intentaba creer que no era real pero si lo era. Uno de aquellos seres al verme en el suelo pronunció algo. Parecía un ventrílocuo ya que no vi orificio alguno en su cara por donde pudiera pronunciar palabra alguna. ¡¡OH!! ¡¡DIOS MIO!! Al decir esto uno de ellos me miró fijamente. Tocó con su mano áspera mi cara y un escalofrío recorrió mi tembloroso cuerpo. Se acercó lentamente mientras levantaba un dedo mirándome con cara de lástima. Cuando su dedo tocó mi sien, todo se volvió una espiral y solo recuerdo haberle oído decir: Siento lo que ha pasado. No dirás a nadie lo que has visto aquí esta  noche. 

18 comentarios:

La abuela frescotona dijo...

bueno es que recuerdes lo vivido, veo que no tuvo efecto su toque mágico de olvido...
saludos querida amiga, me gusto tu historia

Isabel Martínez Barquero dijo...

Maruja, menudo susto si fuera verdad...
Me han caído muy tus extraterrestres, se los ve educados, considerados. Eso sí, bien feos, jajaja.
Un relato entretenido y que te da para mucho más (podías recrearte y estirarlo, es cuestión de que le eches imaginación y suspense).
Un abrazo.

Cecy dijo...

Intenso relato, casi de terror. Si, un susto, como dice mi antecesora.
Yo tampoco diré nada, eh! :)

Un abrazo.

TriniReina dijo...

Para no abrir más un armario en la vida...

Buen relato

Besos

PEPE LASALA dijo...

Vaya susto Maruja, eso sí, a partir de ahora los armarios con mando a distancia. Me ha encantado tu entrada. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

Karras dijo...

Veo que no pudieron borrarte del todo la memoria. Ahora ten cuidado con las represalias. Un besote, precioso relato, misterioso y bello.

DEMOFILA dijo...

Buen relato,aunque un poco corto, tiene su suspense, se ve que los extraterrestres eran educados, te llevarías un gran susto, ¿cómo se te ocurrió ir al desván?. parece que has contado un trozo de película.
Gracías por visitarme, con ello me has dado la oportunidad de conocer tu blog, me ha gustado mucho.
Me dices en tu comentario que la vida es una de las cosas que podemos vivir como queramos,en eso llevas toda la razón.
Besos de esta nueva amiga virtual

Pilar Contreras Moreno dijo...

Prometo silencio absoluto...
Gracias Maruja por tus amables visitas y sobre todo por compartir estos lindos relatos.
Saludos alicantinos Pilar.

Asun dijo...

Hola, te vi comentando en una blog y me llamó la atención este, el de Modista8. supongo por ello que además de escribir sabes coser. La costura está muy unida a mi, por mi madre que también es modista, aún me hace toda la ropa.
Respecto a tus relatos, he leído los tres últimos que tienes aquí. Me gustan pues son breves, y a veces inesperados, como el de la llamada.
Bueno encantada de leerte.
Saludos.

Maruja dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julie dijo...

Estamos rodeados de ellos... Menudo susto! Me ha gustado mucho. Besos.

Rosario dijo...

Hola Maruja: vaya susto,bonita entrada...
Te deseo una feliz semana.
Un abrazo.

Mari Carmen Polo dijo...

Menuda angustia, Maruja. Es como para pensárselo, antes de abrir nada. Me ha encantado este relato. Cuando yo era adolescente, rogaba porque vinieran los extraterrestrs y me llevaran con ellos, ya ves tú, jajaja.

Un abrazo y buen fin de semana.

Maria Dolors dijo...

Me ha encantado visitar tu blog, bonito relato, por supuesto no pienso decir nada a nadie.
Un abrazo amiga.

Mª Teresa Martín González dijo...

¡¡¡Maruja!! tu imaginación va en aumento. Me encanta. Muy buena descripción. Un abrazo.

Pluma Roja dijo...

Mil gracias por tus visitas, vendré más despacio a leerte, me encanto encontrarte. gracias.

Mos dijo...

28 cirrulSí que dan miedo estos extraterrestres tuyos, Maruja.
También es cierto que la historia que planteas da para alargarla y sorprendernos aún más.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Sin pelas y a lo loco dijo...

Maruja! qué imaginación tienes, entonces has sido abducida? pued no se te nota nada! Un beso